Su navegador actual (Internet Explorer) no es compatible con el sitio.

Aunque puede seguir navegando, algunas páginas pueden comportarse de forma diferente a lo previsto y algunas funcionalidades pueden dejar de operar. Construimos Anthology.com usando tecnología de punta para ofrecer la mejor experiencia posible, lo que por desgracia significó dejar de dar soporte a Internet Explorer, el cual está en el final de su vida útil y se prevé que se retire de manera oficial en el 2022. Si es posible, recomendamos ver el sitio en algún navegador compatible; Chrome, Firefox, Safari o Microsoft Edge.

Cómo Crear Evaluaciones Docentes Justas por parte de los Estudiantes

Este contenido fue publicado anteriormente por Campus Labs, ahora parte de Anthology. Los nombres de los productos y/o soluciones pueden haber cambiado.

En el reciente artículo del blog de Campus Intelligence titulado Cómo hacer una Correcta Evaluación Docente, recomendábamos a los educadores que eligieran medidas válidas y fiables a la hora de evaluar la enseñanza. Sin embargo, en un artículo publicado en el número de febrero de 2020 de Assessment and Evaluation in Higher Education, Justin Esarey y Natalie Valdes, de la Universidad de Wake Forest, sostienen que incluso las evaluaciones válidas y fiables de los estudiantes sobre la enseñanza (SET) pueden ser injustas. Su argumento es que las SET no son por sí mismas un indicador muy preciso de la calidad de la enseñanza. Por tanto, utilizar las SET como único criterio en las evaluaciones de la enseñanza sería inexacto y, en el contexto de las decisiones de personal, injusto.

No podríamos estar más de acuerdo. Sin embargo, iríamos más allá. No sólo es injusto, sino que además carece de principios. Utilizar una sola puntuación -ya sea el SET, el SAT, el GRE o cualquier otra medida- como “único indicador para caracterizar el funcionamiento [o] la competencia de un individuo” (p. 71) viola la norma 3.18 de los Estándares para Pruebas Educativas y Psicológicas (AERA et al., 2014). En pocas palabras, utilizar una medida para tomar una decisión importante sobre la carrera de una persona es el pecado capital de la medición psicológica y educativa. En consecuencia, IDEA lleva décadas recomendando que se utilicen múltiples indicadores (por ejemplo, SET, observaciones de los profesores y revisión de los documentos del curso) para evaluar la eficacia de la enseñanza.

En consecuencia, estamos de acuerdo con las sensatas recomendaciones que hacen Esarey y Valdés:

  • Eliminar la influencia de los factores no relacionados con la instrucción (es decir, el tamaño de la clase, la motivación de los estudiantes, los hábitos de trabajo, la preparación previa) en las puntuaciones de SET utilizando un ajuste de regresión, lo que Esarey y Valdés señalan que es algo que el sistema IDEA Student Ratings of Instruction (SRI) de Anthology ha estado haciendo durante años.
  • Avoid over-reliance on SET scores and include multiple sources of evidence, including but not necessarily limited to Evitar la dependencia excesiva de las puntuaciones SET e incluir múltiples fuentes de evidencia, incluyendo pero no necesariamente limitadas a SET, entrevistas con los estudiantes, observaciones de la enseñanza, y la revisión por pares de los materiales de instrucción. El promedio de todas ellas puede permitir que la variación idiosincrásica se anule, reduciendo la imprecisión en las estimaciones del verdadero rendimiento de la enseñanza.

Además de tomar estas medidas, los educadores deben ser conscientes de otros factores que pueden suponer una amenaza para la interpretación justa y válida de las puntuaciones del SET:

  1. Contenido del SET
    Hay muchos aspectos de la eficacia de la enseñanza que los estudiantes no están capacitados para juzgar y que, por tanto, no deberían incluirse en los ítems del SET. Algunos ejemplos son el conocimiento del instructor de la materia y su compromiso con la enseñanza, la calidad del diseño del curso y de las pruebas, y la adecuación de las metas, los objetivos y el contenido del curso.
  2. Contexto del SET
    El contexto del aula en el que se recogen las calificaciones de los alumnos puede influir en ellas. Por ejemplo, el hecho de dar a los estudiantes golosinas el día de la evaluación del curso o estar presente cuando los estudiantes completan las calificaciones podría crear un sesgo. Las instituciones deberían considerar la posibilidad de estandarizar el procedimiento de administración del SET. Además, la seguridad debe rodear el envío de las calificaciones de manera que los estudiantes tengan garantizada la confidencialidad y/o el anonimato.
  3. Características de los estudiantes
    Algunos estudiantes no han estado expuestos a los contenidos, la instrucción y los conocimientos que les brindan la mejor oportunidad de aprender. Otros no están motivados para hacer el curso, quizás porque es obligatorio y no optativo. Y otros tienen hábitos de trabajo relativamente pobres. Estas cualidades de los estudiantes pueden afectar negativamente al SET y, sin embargo, están fuera del control de los instructores, por lo que IDEA las controla en sus puntuaciones ajustadas.
  4. Características del curso y de la clase
    Las puntuaciones medias de SET difieren según el campo de estudio. Por lo tanto, IDEA proporciona puntuaciones comparativas para la disciplina académica autoidentificada por el instructor. Esto permite a los instructores comparar sus puntuaciones estándar con los que enseñan en la misma área de contenido. Las clases también difieren según el tamaño, por lo que IDEA también controla la matrícula en sus puntuaciones ajustadas.

En última instancia, los educadores pueden minimizar la injusticia de los SET en la forma en que los diseñan y administran. En primer lugar, aplicar los principios del diseño universal, haciendo que el SET sea utilizable para todos los estudiantes, independientemente de su sexo, edad, idioma, cultura y discapacidad. En segundo lugar, emplear procedimientos estandarizados de administración, puntuación y seguridad para que las puntuaciones no se vean indebidamente influenciadas por factores extraños. En tercer lugar, proporcionar pruebas de fiabilidad y validez, que es algo que IDEA ha hecho desde su creación. Por último, y lo que es más importante, nunca confíe en las puntuaciones del SET como única fuente de evidencia para caracterizar la competencia docente de un individuo. En su lugar, utilice múltiples fuentes de información, incluyendo las autocalificaciones del instructor, los documentos del curso, los productos de los estudiantes y las observaciones de los compañeros.


Fuentes

  1. “American Educational Research Association”, “American Psychological Association”, “National Council on Assessment in Education” y “Joint Committee on Standards for Educational, & Psychological Testing” (Estados Unidos). (2014). Estándares para pruebas educativas y psicológicas.
  2. Washington, DC: American Educational Research Association. Esarey, J., y Valdes, N. (2020). Las evaluaciones imparciales, fiables y válidas de los estudiantes pueden seguir siendo injustas. Assessment & Evaluation in Higher Education, DOI: doi.org/10.1080/02602938.2020.1724875″
  

Elija su región

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para saber más sobre nuestra política de cookies y de privacidad, por favor de clic aquí.